Free Web Page Hosting | Credit Report | Credit Cards | Web Hosting | Web Hosting
Search the Web

Cuál Es Tu Versión? - Bianca Nieves y Los Siete Rebejíos

Cuál Es Tu Versión? Lyrics

Español | English | Français | Italiano | Portuguese | Deutsch | Nederlands
Adema | A.F.I. | Box Car Racer | Cuál Es Tu Versión | Coldplay | Disturbed | Evanescence | The Exies | Linkin Park | Nickelback | Sex Pistols | The White Stripes
Centennial | Verizon | Orange | Tricom
Santo Domingo | La Romana | Puerto Plata | Santiago | San Francisco de Macorís
iTunes 4.5 | LimeWire 4.0 | MSN Messenger 4.0 for Mac | Kazaa Lite K++ for Windows
Lito y Polaco - Above Me | Lito y Polaco - Gato Malo, Perro Malo | Cuál Es Tu Versión? - Bianca Nieves y Los Siete Rebejíos | Masami Ueda - Resident Evil | Max Payne - Theme | A.F.I. - Silver And Cold
subglobal6 link | subglobal6 link | subglobal6 link | subglobal6 link | subglobal6 link | subglobal6 link | subglobal6 link
subglobal7 link | subglobal7 link | subglobal7 link | subglobal7 link | subglobal7 link | subglobal7 link | subglobal7 link
subglobal8 link | subglobal8 link | subglobal8 link | subglobal8 link | subglobal8 link | subglobal8 link | subglobal8 link

Bianca Nieves y Los Siete Rebejíos

small logo

Cuál Es Tu Versión?
Novelas

"Bianca Nieves y Los Siete Rebejíos"

Narrador:
Érase una vez, en las verdes praderas de joyo grande, una hermosa reina deseaba ardientemente la llegada de una hija. Una mañana, la reina decidió bajar una loma en yagüa sin darse cuenta que el rocío del amanecer mantenía húmedo el pasto.

Reina:
Diablo, se me partió una uña y de la china de Plaza Central. Hay coño, pero mira que rampano yo me eh hecho y por poco se me jode el tatuaje, ya cagué to el vetido de sangre, y ahí se me va a ser un morao', a pero yo toi bien, blanco rojo y morao', ju, dejame quitame ete vetido que me pueden da un balazo los famosos cirujano eso.

Narrador:
La reina embarró de sangre el vestido blanco que llevaba contemplando el contraste de la sangre roja sobre la tela blanca de su ropa, suspiró.

Reina:
¡Hay!, pero ven acá, a mi no me a llegao' hay yo voy a tene que habla con Bacho.

Narrador:
Tiempo después, las sospechas se hicieron realidad, cuando la reina da a luz a una hermosa niña con piel blanca como el vestido aquél, labios rojos como la sangre y cabello negro como su papá, a quien dio el nombre de "Bianca Nieves". Desafortunadamente la reina murió en un confuso intercambio de disparos en una huelga general de cuarenta y ocho horas cuando la niña era muy pequeña. Cuatro años después, el padre de Bianca contrajo matrimonio con una hermosa pero cruel doña, que no salía de un gimnasio ni de un salón, preocupandose mas de su apariencia física y de su desrizado que de hacer buenas acciones.

Guido:
Su majetá, ahí hay una gente vendiendo ataraña en la puerta.

Reina:
Que joder contigo Guido, ¿Yo no te eh dicho que mire por el ojo mágico de la puerta siempre? Dile a esa gente que yo voté por er diablo en una encueta por radio y que er ganó, así que no jodan ma. De por dió santísimo cuanto joden me tienen un lao alzao'.

Narrador:
La nueva reina, poseía un espejo mágico de 2.4Ghz que podía contestar todas las preguntas que ella le hacía.

Reina:
Espejito, epejito, ¿Cuáles son los número del palé de ete fin de semana?

Espejo:
001, 6, 23...

Reina:
Esa e la cédula del rey bellaco.

Espejo:
Eso no se vale.

Reina:
Ah coño, por 200 peso ma yo me hubiera comprao' una coqueta mágica en ve de eta vaina, entonce, ¿va cuatro año ma el hombre o no?
(Se escucha interferencia del espejo)
Ahí viene tu con tu vaina, que jodón, dique que tiene interferencia, un epejo que tiene una conesión fla, mir peso mensuale, deja tu vaina y dime.

Espejo:
Eso no se puede.

Reina:
Y ni siquiera tu me puede decir si yo soy la que ta ma buena de ete reino, epejo der diablo.

Espejo:
Si, la que está más buena es usted Georgi....Su Majestad.

Reina:
Confundete maricón, que te doy una rompía que me importa jodete la exitencia, total si por rompé un epejo solo te dan tres año de mala suerte y ya tenemo aquí cuatro jodío sin rompé na.

Narrador:
La vanidad de la reina vivía satisfecha con esa respuesta, hasta que un día, preocupada por que Felipa estaba en el reino, preguntó y el espejo le respondió algo diferente.

Espejo:
Es verdad que su majestad se conserva bien.

Reina:
¿Se conserva tu mardita madre?

Espejo:
Pero Bianca Nieves viene dura, no se preocupe ni por Felipa, Virtudes, Milagros ni Lila, la que va es Bianca Nieves.

Reina:
¡¿Esa chopa?!
Tu me va a decir a mi que esa cuarquiera que lo que anda e chiripiandole yipeta apartamento a funcionario en tierra sei, membresía en clube, ¿Ta ma buena que yo? mírame bien eh, porque la ropa de ella e de intercambio eso yo lo entiendo, pero ¿Y lo otro papá?.

Espejo:
Pero, si por eso es, usted también tiene lo suyo, aquello del nepotismo, ¿O no es verdad que usted tiene a una hermana trabajando en el palacio?

Reina:
Violeta nada mas que me ayuda en tesorería esa y nada mas no hay otra que quede bien claro.

Espejo:
¿Y Flor?

Reina:
Bueno 2 y nada ma y ya, 2, ademá flore etudió aduana y terminó su maetría de exoneración en la universidad del palacio.

Narrador:
La reina enloquecida con la noticia mandó a llamar a su más cruel cazador.

Reina:
¡¡¡Zorrillo!!!

Zorrillo:
Pida por su boca doña.

Reina:
¿Doña de qué? Majetás.

Zorrillo:
Hay perdón majetás.

Reina:
Pareme er negocio de los sobres y venga atiendame eta cuetión. Llevate a Bianca Nieve a los mas profundo der monte y lambetemela, y si te preguntan dile que ella taba organizando una huelga. Y oyeme Zorrillo mochamele la lengüa y traemela pa yo sabé que me la jodite a esa degracia.

Zorrillo:
Si su majetás.

Reina:
Hableme como un hombre carajo.

Zorrillo:
(Un poco más agudo ahora)
Si su majetá.

Reina:
Y Zorrillo, cuando usted venga de regreso pareceme en er Típico Bonao y traigame un chivito guizao, y...apunta, de cuarquier parada traigame un queso de hoja con galleta de manteca, una fundita de gofio, pa' decile al rey gofio fiao', y batata asada, semilla de la de veinte que ute sabe que la grande me ponen mala y dos canquíñas y jalao también, un paquete de ocho.

Zorrillo:
¿Y no quiere que le traiga un cebollín doña y un paquete de escoba de esa de la carretera de esa de la que barren de lo ma...?

Reina:
Callese ombe, ¿Qué e lo que ute tiene que ta mandandome a deci que e lo que yo quiero? Buen freco.

Zorrillo:
Hay pero perdón.

Reina:
Enderesese como un hombre y vaya.

Narrador:
Zorrillo, inclinó la cabeza en signo de obediencia y fue en busca de Bianca Nieves y el chivo guizao' y el queso de hoja con galletas y el cebollín y el gofio y la batata y la canquíña y la semilla.

Bianca Nieves:
Hay Zorrillo, ¿Y pa' donde e que vamo e?

Narrador:
Preguntó la joven.

Zorrillo:
Hay al típico a bucale un chivo guizao' a la doña y una barsa de pendejá ma que quiere esa señora, hay yo te digo a ti que esa señora me tiene loca, mira yo no dejo ete empleo Bianki, porque es que no hay empleo en ete paí mi vida, pero yo tengo una congoa y una pena que me ta matando en el alma.

Narrador:
El pobre, sabía que sería incapaz de ejecutar las ordenes de la reina, al llegar al medio del monte, Zorrillo explicó a Bianca Nieves lo que sucedía y le dijo.

Zorrillo:
Hay Bianki, hay, hay manita, si tu supiera con lo que me saltó esa mardita mujersita der diablo esa envidiosa, que te mate, que te quite la vida, una muchachita que ta en la flor de su juventud, ¿Tu sabe lo que e eso? hay, eso e una envidia que tiene mi amor que la corroge.

Bianca Nieves:
Hay mi amor, ¿Pero no podemo negocialo? yo negoseo lo que sea...

Zorrillo:
¡Sió!
Hay no mi vida no, ¿Pero tu no me ta viendo? lo que está a la vista no necesita espejuelo mi amor, ¿Cómo e que tu no te a dado cuenta mi vida? pero si tu y yo somo do muñequita igualita, pin pun mi vida.

Bianca Nieves:
¡¿Eh verdá Zorrillo?!
Hay po' con razón en el palacio dicen que tu ere un deperdicio hijo.

Zorrillo:
Hay si manita, pero para las mujeres, porque preguntale a Guido para que tu vea mi amor, hay pero no me diga Zorrillo dime: "La Mangosta" ¿A ti nunca te han tirado la carta mi vida e? o ¿No te han leído la taza? hay, dejame ver prestame tu mano manita dejame ver...

Narrador:
Un rato después...

Zorrillo:
Hay ya tu sabes mi amor, recoje falda y desaparece, alsa fola y vete en brimbala, chao mi vida, (un beso) hay, y que la loca llore.

Narrador:
Muy asustada, Bianca Nieves se fue llorando. Para comprobar la muerte de Bianca Nieves, el cazador le cortó la lengua a una vaca.

Zorrillo:
Er diablo eta lengua si tiene vaina, hay parece lija ché.

Narrador:
Pensó el cazador.

Zorrillo:
La reina creerá que esta es la lengua de Bianca Nieves, porque muchachita mas habladora que esa no hay mi amor.

Narrador:
Bianca Nieves se encontró sola en medio de la oscuridad del monte, estaba aterrorizada. Creía ver ojos en todas partes y los ruidos que escuchaba le causaban mucho miedo.

Bianca Nieves:
¡Uai!
Hay ata yo me asuté.

Narrador:
Bianca corrió sin rumbo alguno, vagó durante minutos, hasta que finalmente, voy en un claro del monte, al caer la tarde, una pequeña cabaña sin ningún tipo de iluminación.

Bianca Nieves:
¡Hay mira una cabaña, hay yo creo que me toi acercando a San Isidro!
¡¡Saludo!!
(Ladridos de un perro)
¡¡Uai!!
Mira mardito perro er diablo, si lo que e, e un jodio chiguagua, sape, sape coño, quitate de ahí, quitate quitate, ¿Tu quiere e?
¡Toma!
¡Hay ta abielta! ¿Y habrá baño? ¿Y ete inodorito tan chiquito?
Bueno, a lo que vinímo.
¡Hay coño no baja eta vaina!
hay que epera que carge, bueno, se quedó así, diablo toi mariá de la cagá que di, que sueño me a dao'.

Narrador:
En medio de la casita, vio una mesa redonda con un letrero que decía: "Robada en Las Cabañas del Mar" puesta para siete comensales, sintiendose segura y al abrigo, subió las escaleras que conducían a la parte alta donde descubrió una al lado de la otra siete camas pequeñas y todas las sabanas decían lo mismo que la mesa.

Bianca Nieves:
(Bostezando)
Dejame hechá una pavíta aquí.

Narrador:
Se dijo.

Bianca Nieves:
¡Hay fo!
ete cojín jiede a baba, y ete otro jiede como a caco e cobrador, ¿Y e que no hay un que te limpio que no jieda? ¿Y cómo será dió que me voy acomodá? Hay ahora si siete camita junta pa' hechame a lo largo, hay que buena dormía.

Narrador:
Entonces, se acostó y quedó profundamente dormida. La cabaña, pertenecía a los siete rebejíos del monte, eran muy pequeños, tenían barbas largas y llevaban sombreros de vivos colores, todos con bellos decorados, algunos con estrellitas amarillas otros con un gallo delante y el mas menso tenía un jacho prendido en el frente, esa noche regresaron de una larga jornada de trabajo en Los Mina, donde eran propietarios de una joyería.

Rebejíos:
(Cantando) ¡Hay fooooooo!
hay fo, hay fo, ¿Quién fue que se vació? Fue Leo, fue Fello, diablo mandatario, hay fo, hay fo, hay fo, hay fo, hay fo, hay fo, ¿Quién fue lo que comió? Aguacate, habichuela con dulce, fueron huevo, podrío, se cagó, coño.

Rebejío #1:
¿Quién fue el último que salió hoy?
¡Coño! deján la puerta abierta otra ve, pero como ta el bandalimo uno no puede decuidase con eto tiguere porque lo joden a uno. Entra tu adelante ve, sigue creyendo en el cuadrito ese que dice que en eta casa manda el jefe buen pendejo, ve.

Rebejío #4:
eperense, eperense no entren no, adentro de la casa por lo menos lo que hay e un oso, ¡juj! y se cagó o se murió fue.

Rebejío #1:
Osito

Rebejío #2:
Osito

Rebejío #1:
Osito

Rebejío #2:
Ven acá ven ven

Rebejío #1:
Osito

Rebejío #2:
Osito, ven acá ven osito ven.

Rebejío #1:
¡El diablo! Mandatario venga acá.

Mandatario (Rebejío):
Dime, ¿Qué fue?

Rebejío #1:
Oyeme, pero dede que no mudamo lo único que tu hace e cagarte y los otros que limpien tu reguero, coño no joda tu.

Mandatario (Rebejío):
Ah eperate, eperate, eperate. Eso no fui yo eh, fuera de coro que no fui yo eh, yo la cagó si, pero eso no fui yo.

Rebejío #1:
¡Anja! ¿Y entonce quien fue? Leo, porque toda tu cagada se la hecha a Leo.

Leo (Rebejío):
Ecuseme compañero pero ese baño yo no lo utilizo y me disculpa eh yo tengo casi cuatro años sin usar ese asunto, ¿y todavía me van a seguir culpando a mi? ¿Qué pasa?

Mandatario (Rebejío):
Que pendejo, a lo mejor fue ete monito mira.

Fello (Rebejío):
Hey hey vengan a ve suban suban, hay una caraja en el cuarto.

Narrador:
Los rebejíos subieron todos cuidadosamente a la alcoba principal donde se hallaba Bianca.

Leo (Rebejío):
Mira, pegó todas las camas esa fatal, después que yo me fajé con el fenshui.

Rebejío #1:
¡Oh pero y ete regero! ¿Y todas estás almohadas aquí en el piso?

Fello (Rebejío):
Mandatario, mira las chancletas samurai que se te habían perdío, estaban debajo de la cama, tu ve que no fue Leo que te la cogió.

Leo (Rebejío):
Escuseme de nuevo compañero, ¿Y el le había declarado que había sido yo, que le había hurtado la chancleta?

Mandatario (Rebejío):
Ya, ya, ya, ya, ya, baboso.

Narrador:
Uno de los rebejíos tocó delicadamente el hombro de Bianca Nieves, quien despertó sobresaltada.

Bianca Nieves:
Um, um, ¿Qué eh? ¿Qué maldita vaina e? ¿Qué qué e lo que tu ta mirando por ahí abajo? mira pase esa vaina ahora, ademá, a mi no me gutan tan chiquito.

Enfermo (Rebejío):
¿Qué cosa?

Bianca Nieves:
Mal pensao', ¿Qué va hace? los hombre.

Fello (Rebejío):
¿Quién tu ere?

Rebejío #4:
¿Qué tu hace aquí eh?

Enfermo (Rebejío):
¿Y pa donde va?

Narrador:
Preguntaron los rebejíos sorprendidos.

Bianca Nieves:
Hay a mi me dicen Bianca hoyo grande.

Rebejíos:
¡¡¿¿Cómo??!!

Bianca Nieves:
No ombe, hija de rey Bacho de hoyo grande.

Rebejíos:
¡¡Ah!!

Enfermo (Rebejío):
Ah ombe

Bianca Nieves:
Hay hace uno día que yo tuve un percance con mi madrata, ella e una mujer muy mala, hay yo si e sufrido con ella hay utede no se pueden imaginá, e que esa mujer abusa de mi, miren...

Narrador:
Bianca Nieves le contó su trágica historia y ellos la escucharon llenos de compasión, algunos con lagrimas en sus ojos, pero no por la historia, sino, porque la tierna muchacha se había quitado unos tenis que le había regalado el rey cuando esta cumplió quince años.

Bianca Nieves:
...Y e por eso que yo no puedo volver allá, ¿Utede ven?

Rebejío #4:
Quedate con nosotro aquí no hay problema, pero ponte los teni mamita.

Rebejío #5:
Tu que dijite que cocinaba, ¿Tu sabe preparar dulce de leche cortada?

Bianca Nieves:
Uh uh uh uh, platano con huevo, yuca majá como puré, epageti rojo con salami, yemolea con pica pica, pan de fruta, champola, locrio de arenque, hago tortilla...

Enfermo (Rebejío):
¡¿Cómo?!

Bianca Nieves:
...epañola hecha aquí, ¿Qué e maldito enano? ademá terminé 2 curso avanzado de totone, y mucha vaina más.

Narrador:
¡Respondió ella contenta!

Fello (Rebejío):
¡Hay no jodimo!

Narrador:
Bianca Nieves se ocupaba de las faenas de la casa mientras ellos trabajaban en Los Minas, y en la noche, ella les contaba divertidas historias sobre las cosas del palacio y del reino.

Bianca Nieves:
...y le quitaron la visa, y le dijeron que cuando se terminara ese período no se la iban a dar jamás, y el ata salió en televisión diciendo que si la tenía, embute, le quitaron la visa y ya, mira pa ese volver allá, va tene que probá con una yola de la de miki.

Rebejíos:
Jajajajajajajajaja...

Narrador:
Sin embargo, aunque parecían divertirse con la presencia de Bianca, los rebejíos se sentían inquietos por la seguridad de ella.

Rebejío #4:
¿Qué e lo que vamo hace con eta caraja ahora?

Fello (Rebejío):
Porque, ¿Y si es de narcótico?

Mandatario (Rebejío):
Oh si e de Renove.

Leo (Rebejío):
Oh peor aún compañero, del PPH.

Rebejío #5:
Ademá tenemo que chequeala bien, a ve cuanta cédula tiene.

Enfermo (Rebejío):
Hay no, no hable así, no levante calumnia a esa criatura, tu no ve que tiene la leche en la boca.

Rebejío #4:
Compadre pero ute nama piensa en eso, que fuerte.

Rebejío #1:
Bueno, dejamela a mi, te vamo a da un voto de confianza. Primero, no hable con etraño cuando te sola porque van a pensá que tu ta loca.

Fello (Rebejío):
No chatee ni abra e-mail de gente que tu no conoce, y mucho oído, solo lo de japete y lo printea pa leelo en la noche.

Rebejío #4:
Si se va la lú, no planche con el inversor, que le jode la batería.

Leo (Rebejío):
Y si va a usar la planta, solo para emergencias, recuerda el precio del galón.

Mandatario (Rebejío):
Y sobre todo muchachita, no le abra la puerta a nadie eh, pero a nadie.

Narrador:
Le advertían al salir.

Bianca Nieves:
¿Y por donde van a entrar utede cuando lleguen?

Rebejío #1:
A nadie que tu no conoca animal, ¿No te toi hablando?

Bianca Nieves:
Hay no se preocupen, hay que yo voy a tener mucho cuidado, y miren cuando utede vengan, pasen de regreso por la casa del terror y traiganme un guante y una farola pa limpiá ese inodoro a ve si se le quita esa mancha a esa tapa.

Narrador:
Los meses pasaron y Bianca Nieves era cada vez más hermosa, leía, bordaba, completaba crucigramas y cantaba hermosas canciones.

Bianca Nieves:
(Cantando)
Yo le doy yuca, yo le doy batata, yo le doy pipiota a esa loca...

Narrador:
Entre tanto, la malvada reina convencida de que Bianca Nieves estaba muerta, había cesado a su espejo mágico, pero una mañana decidió consultarlo de nuevo.

Reina:
Epejito, epejito, ¿Quién es la que tá ma buena de ete reino?.... Que vaina, ya se fue la luz otra ve, ¡Güido!, ¡Guido!, prende la planta mijo... Ven pasame eso ven, que ni prendé una planta tu sabe, inesto, eto nama me pasa a mi... Ahí e tu ve, vete a frega aqueroso. Ahora si, viene. Epejito, epejito, ¿Quién e la que tá más buena de ete reino?.

Espejo:
Su majestad, no es la más buena, la más buena es, Bianca Nieves.

Reina:
¿Qué? Pero será relajando que tu ta, ¿Cómo e la vaina? Bianca Nieves sigue siendo la más hermosa del reino y muelta.

Espejo:
No, está viva, y habita con los siete rebejíos del monte y si quiere más detalles chequee www.rebejiodelmonte.com.

Narrador:
La reina encolerizada mandó a buscar al cazador, pero este se había marchado del palacio para el club "Aire", entonces, empezó a pensar como haría para deshacerse, ella misma de la joven de una vez y por todas.

Reina:
Coño que mardito pique yo tengo de esa degraciá viva todavía, e' a plomazo que le voy a cae, e' ma no, acido der diablo e' que le voa manda a hechá con cinco tiguere del capotillo para que se joda y pa que me le den una gorpiá depué de que te defigurá, e' ma no, trepasito e' que le voa a da y yo que tengo de eso en la despensa dejame yo i a buca un chin.

Narrador:
Bianca Nieves, estaba preparando un escabeche para hacer un salami gizao', cuando una vieja aldeana se acercó a la casita, era la malvada reina disfrazada de fefita.

Reina:
Veo que estás preparando un escabejeche para alguna carne.

Narrador:
Dijo la anciana asomandose por al ventana de la cocina.

Bianca Nieves:
¡¿Carne?! Ju ese lujo se aleja de toda la posibilidade doña.

Narrador:
Respondió nerviosamente Bianca Nieves.

Bianca Nieves:
Hay doña mire, y con el corazón en la mano, le voa hacé eta anedota doña, mire, yo no puedo tengo prolbido hablar con etraño.

Reina:
Tienes razón hija, esto es muy peligroso aquí, por aquí anda el hombre del sombrero negro, hay si yo me lo encontrara, y cuando se va la lú, eto ni er capotillo se le acerca, Soto Jiménez un concón, agarran lo muchachito y te lo demiembran y lo venden por pieza, ete gorbie... Bueno, mira, yo simplemente quisiera regalarte este josiquito para tu cena, lo vendo para vivir, y quizás argún día quiera comprar, también tengo rabo y orejita bien totá.

Bianca Nieves:
¡¡Hay sí, hay un enchufle, ese si me guta, ahí pa cojé guto comiendo tu pegao de ese enchufle dandote violín y violín, y eso e peo y peo eso me pone livianita doña!!

Narrador:
La reina, cortó el hocico de la cabeza del puerco que llevaba en la canasta, y se lo llevó a la boca.

Reina:
¿Ves hijita? ete me quedó bueno, un hociquito no puede hacerle ningún daño a nadie, además es cholesterol free, gózalo.

Narrador:
Y se alejó lentamente. Bianca Nieves estaba temblorosa y sudada de la emoción, no podía creer que en el medio del bosque se encontrara con su comida preferida, no solo parecía inofensivo, sino que se veía jugoso y irresistible.

Bianca Nieves:
Bueno podrío el no ta, porque la vieja se comió un pedazo, y lo enano tienen su yuca pueta con su salami, ademá eto e muy chin pal grupo de lo siete.

Narrador:
Se dijo, la pobre Bianca Nieves se dejó engañar, la malvada reina había envenenado el resto del hocico, poco después de haber mordido el enchufe Bianca Nieves calló desmayada y la muerte aparente hizo su efecto de inmediato, allí la encontraron los siete rebejíos al regresar de los minas.

Rebejío #1:
Hay me la mataron, me la mataron, no sobornada, yo voy a coje la juticia en mi mano, yo creo que ella sufre de la gota, metele algo en la boca pa que no se trague la lengua. ¡Eso no!

Rebejío #4:
¡Muchacho! ¿Y dónde e que tu te guarda eso?

Fello (Rebejío):
Oh frecome, pero tu nama ere enano.

Mandatario (Rebejío):
Diablo, la ley de la ele.

Leo (Rebejío):
Pero el amigo vive lejos.

Rebejío #1:
Eta son vaina de la reina, y yo que taba pensando poner un sereno o un guachiman aquí.

Narrador:
Gritaron angustiados mientras intentaban reavivar a Bianca Nieves.

Enfermo (Rebejío):
Hay subele la falda pa dale repiración boca a boca.

Rebejío #1:
¡Sió pero callate Dios mi..! sacamelo de aquí, sacame al enfermo de aquí sacame al enfermo, ¡Coño!

Narrador:
Pero todo era en vano, la joven inmóvil no daba ninguna señal de vida.

Fello (Rebejío):
¡Ta viva, se ta vaciando!

Rebejío #4:
No, esos son gases que se le quedan ahí en el cuerpo, ¿Y e que tu no etudiate botánica en el colegio? Tan bruto.

Narrador:
Su aliento, no empañaba el espejo que los enanitos le ponían cerca de la boca.

Rebejío #1:
¿Y qué e lo que tiene en lo diente? ¿E' un pelo o un cabello? ¡Hay fo e' e un pelo y malo!

Leo (Rebejío):
¿Y qué fue lo que esa loca se habrá metío en la boca? Mira tiene una cosa que chorea en el bembe mirala.

Enfermo (Rebejío):
Yo se lo dije a utede que esa no era fácil, yo la conoco a todita, esa bailaba en el Bimblán.

Narrador:
Los siete enanitos lloraban amargamente la muerte de Bianca Nieves y no querían de ninguna manera separarse de ella, tal era su belleza que al verla, daba la impresión de que estaba dormida, posiblemente pensaron era víctima de un pique cuando oyó que Fello iba de vice, entonces decidieron ponerla dentro de una urna de cristal y hacer turnos para cuidarla.

Fello (Rebejío):
Vamo a enterrá eto, que eto jiede ya.

Rebejío #4:
No, no e ella chequea mandatario que como nada ya hizo de la suya al lao de la urna, ¡ju! hay fo, mira lo que dejó aquí.

Leo (Rebejío):
Yo se lo dije que la iba a cagar, es que el se cree el padrón digo el patrón.

Narrador:
Un día un hermoso y apuesto príncipe empresario, de apellido Medrano, quien había hecho fortuna en su reino con unos calendarios fue al monte, porque oyó hablar de la hermosa princesa que yacía en una urna de cristal, a ver si lo dejaban hacer unas fotos para un nuevo calendario.

Medrano:
Como quisiera verla.

Narrador:
Pensaba mientras se dirigía a la casa de los siete rebejíos, al verla, el príncipe empresario se afició inmediatamente de ella, era la joven mas hermosa que jamás había visto, casi igual a una mega diva.

Medrano:
Si ombe si, ven dejame hacele una fotico a la muchacha, mira en la playa o en el malecón en el obelico donde tu quiera tu me dice, mira podemo i ata Santiago al monumento que tu quiera, donde sea no impolta, yo les aseguro a utede que no voy atental contra la moral de ella ni del pueblo.

Narrador:
Suplicó a los siete enanitos.

Enfermo (Rebejío):
Si a el lo dejan, a mi me tienen que dejar hacer lo mio.

Rebejío #1:
¿Quién lo soltó? ¡Hay no por favor!

Medrano:
¿Yo? yo voy a velar sus sueños y a protegerla, así tenga que poner a Pepe a que la cuide de por vida.

Narrador:
En un principio, los enanitos se negaron.

Rebejío #4:
No, no, no, no, no, ¿Ya tu no tiene con la cuatro última e? Dios mio, ¿E' pal 2005 o e' pa tira la foto y ponela en internet?

Narrador:
Pero después de algunos tragos y varias cervezitas, algunos aceptaron, cuando los de seguridad del empresario levantaron la urna de cristal para llevarsela, uno de ellos se tropezó y el cofre se sacudió. El trozo de enchufe envenenado calló de la boca de Bianca Nieves. Sus mejillas hasta entonces de un pálido mortal, comenzaron a teñirse de rosa y sus ojos se abrieron lentamente, los enanitos no podían contener su alegría, mientras el príncipe Medrano, se arrodillaba al pie de Bianca Nieves.

Medrano:
Pss, oye ven acá, yo quisiera decirte algo de los más profundo de mi corazón mami, ¿Te gutaría ser mi eposa?

Narrador:
Bianca Nieves se había enamorado del apuesto príncipe, con solo darle una mirada le respondió.

Bianca Nieves:
¡¡Hay si, si!!

Medrano:
¡Preparese todo el mundo vamo para el palacio!

Narrador:
La escolta preparó su enorme yipeta azul, y entregaron armas y carnets de la policía municipal a los siete rebejíos y una vez listos salieron para el palacio, cuando estos llegaron estaba el rey en el jardín practicando para los panamericanos de dominó que se celebrarían en su reino, Bianca Nieves salió del vehículo y el rey dio gritos y saltos de alegría y exclamaba.

Rey:
Pero muchacha del carajo, ¿Y dónde tu te había metido? ¿Y to eto tiguere que tu me a traído e?.

Bianca Nieves:
Oh papi ellos son los siete rebejío donde yo me taba quedando, y ete e er señor Medrano que e mi pretendiente, pero vamo pa dentro del palacio pa ponerte ar día.

Narrador:
Bianca Nieves contó todos los pormenores de su historia a su padre, quien quedó sorprendido, entonces preguntó.

Rey:
¿Y que tu vivite con eto siete enano, y no te pusieron la mano?

Enfermo (Rebejío):
¡Que, por qué no me deján!

Rebejío #1:
¡Sió!

Bianca Nieves:
No papi no, y el señor se quiere casar conmigo.

Medrano:
Eh, su majetá, ¿Ute me pudiera conceder la mano de su hija?.

Rey:
Ah no no no, si e por mi, yo no tengo problema, ademá depué de todo lo que me a dicho mi hija, es bueno que ella viva en otro reino, ya que su madratra e una demonia e, pero en cuanto lo de utede, que no se hable ma e.

Narrador:
La boda se celebró con una gran fiesta, la cual fue transmitida por televisión, y a la misma asistieron grandes personajes del mundo del espectáculo, la malvada quien no quiso ir, se encontraba degustado en su palacio de un jugoso mango banilejo, en ese momento al cambiar los canales se percató de la gran boda, y de lo bella y feliz que se veía Bianca Nieves, lo cual la llenó de tal rabia que la semilla del mango que se comía se le atrabancó en la garganta, desesperada en busca de auxilio trataba de llamar a su ayudante Güido.

Reina:
(Ahogandose)
Güido, pss, Guido, mamgue..coño Guido, me toi muriendo hijo e la semi...mariconaso.

Narrador:
Güido se encontraba inmerso en las funciones de limpieza del palacio, como era de costumbre, escuchando un cassette variado de bachata, lo cual no le permitía oir a la reina, ya casi sin aliento, la malvada calló sobre el piso agotando su último suspiro de vida.

Reina:
(Ahogandose)
Guii......

Narrador:
Bianca Nieves y el príncipe vivieron felices en un hermoso castillo, los rebejíos, vendieron su joyería de Los Mina y algunos vivieron con estos ocupando diferentes botellas en oficinas del reinado, otros, ya inmersos en el mundo del espectáculo tomaron su rumbo, enano enfermo, se convirtió en un afamado director de películas porno como "Garganta Profunda", mandatario y Leo se las daban de políticos, y hoy en día viven en un tira y jala constante, y es así como cada quien jala pa lo suyo, volviendo la alegría y la calma tanto al bosque como al palacio.

Mandatario (Rebejío):
Y como yo no bebo, me lo unto, mira pa' lo tiempo bueno.

www.blacklyrics.20fr.com